Historia

Hasta 1951 no existía en Medellín un campo de golf que tuviera los 18 hoyos reglamentarios, para esta época ya había un buen grupo de golfistas pertenecientes a un círculo muy estrecho de la sociedad local, que sentían la necesidad de tener un apropiado y completo lugar para practicar su deporte favorito.

Algunas de estas personas comenzaron a buscar terrenos aptos para fundar un nuevo club, que les permitiera además de golf acceder a diferentes prácticas deportivas; en esta época la creación de un club era sinónimo de progreso, un sello de distinción personal y familiar para sus nuevos socios.


El 17 de octubre de 1952 se reunieron los señores Germán Sáenz Moreno, Luis Echavarría Pérez, Alfonso Velilla B., Gabriel Restrepo Jaramillo, Jorge Uribe Jaramillo y los hermanos Jaime y Gonzalo Sáenz Botero, en la Notaría Primera de la ciudad de Medellín, para constituir legalmente la Sociedad Anónima Club Campestre El Rodeo.

En total fueron 50 los socios fundadores cuyo perfil socio-económico, profesional y familiar revela que se trataba en su gran mayoría de personas muy vinculadas a las actividades que jalonaban el desarrollo económico de la ciudad en ese entonces:
abogados, ingenieros, médicos, arquitectos, administradores de empresas y empresarios de sectores como el comercio, industria, construcción y transportes. El 7 de marzo de 1953 se adquirieron los primeros terrenos para el Club, 85 cuadras que hacían parte de la finca de la familia Diez Montoya, ubicada en el paraje de El Guayabal al costado occidental del campo de aviación de Medellín.

Algunas de las motivaciones que tenían las personas para vincularse al Club era entre otras encontrar nuevas ofertas de esparcimiento familiar, que sus hijos se formaran en un espacio de excelentes relaciones sociales y bajo la disciplina de los deportes que en el Club se practicaban.

Información relacionada: « Quiénes Somos Reglamento »